Si la máquina tiembla…

 

La norma social al uso exige que nuestro devenir se cumpla como una función mecánica efectiva. Cuanto más tiempo la repetimos, más estables y, por tanto, más fiables como valor de mercado somos.

Se nos forma para que actuemos como mecanismos objetivos, especializados e incansables.

Y llegamos a creer que eso es bueno, cuando en nuestra naturaleza están la variación, la contradicción, la indecisión, la curiosidad, la aventura…

Es cuando invitamos al azar a entrar en la ecuación, cuando la suerte puede aparecer, dando un nuevo sabor y perspectiva a nuestros actos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s